Historia de los vibradores: 7 curiosidades que no sabías

¿Se puede resumir toda la historia de los vibradores femeninos en 1000 palabras? Sí.

Uno de mis libros favoritos es ‘Breve historia del mundo’ de E.H. Gombrich. ¡Este autor resumió toda la historia de la humanidad en un simple libro de bolsillo! Y de forma muy didáctica. Si no lo has leído, te lo recomiendo.

Así que, viendo lo que hizo Gombrich, he pensado: ¿por qué no hacer lo mismo con la historia de los vibradores femeninos en uno de mis artículos?

Aquí tienes mi reto de explicar este pedacito de la historia femenina en un post de blog. Y además, descubrirás en la historia de la invención del vibrador 7 curiosidades que seguro no te esperas:

 

1.- El primer consolador de la historia es más antiguo de lo que piensas.

Si pensamos en el origen de los juguetes sexuales femeninos, quizás imaginemos que el consolador se hizo popular en los años 60 con la revolución social de los Beatles y los hippies.

Pero nada quedaría más lejos de la realidad.

Para ir al origen del consolador nos tenemos que remontar al ANTES DE CRISTO. Sí, a la prehistoria.

Los trogloditas eran buenos tallando piedras y haciendo armas pero… también se curraron unos consoladores que lo flipas.

El más antiguo se encontró en Alemania, en la ciudad de Ulm (80km al oeste de Múnich), en una cueva. Su fecha: ¡¡¡23.000a.C!!!

20 centímetros de longitud y 3 centímetros de grosor para que la edad de hielo no resultara tan dura… Yo creo que lo pasaron bien.

No obstante, no podemos saber si el uso que hacían de estos consoladores era con fines recreativos o para rituales de fertilidad. Sea para lo que fuera, espero que alguien los disfrutara.

 

2.- La historia de los vibradores implica a los griegos (por supuesto)

historia de los vibradores
escena de griegos haciendo sexo en un jarrón griego

En los siglos V y VI d.C. los consoladores aparecen pintados por primera vez en vasijas griegas. 

En un jarrón, aparece una mujer haciendo una felación, mientras un hombre le introduce un consolador por detrás. En otro jarrón, podemos ver a una mujer usando un consolador ella sola.

Esto demuestra que las culturas antiguas ya eran aficionadas al uso de juguetes sexuales. De hecho, los historiadores han podido comprobar mediante documentación que los griegos fabricaban y comerciaban dildos hechos de madera, piedra o cuero.

Pero en la confección de dildos antiguos, los chinos eran los reyes. Los chinos eran un poco más refinados pues es conocido que los materiales que usaban para hacer consoladores eran jade, mármol o madera laqueada. Los consoladores chinos encontrados también contenían texturas por la superficie. 

El proceso de confeccionar madera laqueada es muy laborioso. Consiste en pulir la madera, aplicar una capa de laca y dejarla secar. Este proceso se repite varias veces hasta que el tacto resulta muy suave (al menos los chinos tenían en cuenta dónde iría luego el consolador; eran, sin duda, menos brutos que los griegos y sus dildos de piedra).

 

3.- Cleopatra inventó el primer vibrador de la historia (pero no es como te imaginas)

Esta faraona que reinó durante el siglo I a.C. dejó bien documentada su afición a los consoladores. Dice la leyenda que Julio César le regaló un dildo de oro macizo. Venga, Satisfyer, ¡supera éso!

También se rumorea que Cleopatra tenía un tubo de cuero en el que introducía abejas y éstas al zumbar le daban gustito (aquí lo tienes: ¡el primer vibrador de la historia!)

 

4.- Leonardo Da Vinci no inventó ningún vibrador (y se le escapó una buena oportunidad de mercado).

origen de los vibradores
Leonardo Da Vinci en su última etapa de vida

Mucho se habla de los inventos de Leonardo da Vinci y del Renacimiento.

Sin embargo, lo que poca gente sabe es que en esa época abrieron los primeros sex shops de la historia. Las mujeres aristócratas acudían a ellos para comprar sus juguetes sexuales hechos principalmente de madera. 

Entonces, Leonardo era un genio visionario pero, por lo visto, no de los negocios.

Está documentado también que a partir del año 350 d.C. el aceite de oliva ya se usaba como lubricante y las vecinas de Leonardo Da Vinci usaban el aceite de oliva para lubricar sus dildos (no me quiero ni imaginar lo que debe irritar un consolador de madera a pelo…)

 

5.- El primer vibrador mecánico funcionaba… ¡a vapor! (la historia de los vibradores se pone en marcha).

Lo inventó el Doctor americano George Taylor. 

Pero el por qué lo inventó es una anécdota muy divertida.

A finales del s.XIX los psiquiatras victorianos decidieron que había mujeres que padecían ‘histeria femenina’. No obstante, este trastorno era simple deseo sexual. Las mujeres que lo “sufrían” no tenían manera de satisfacer su apetito sexual por su condición social (viudas, monjas, solteras, etc) y acudían al médico para que les hiciera un ‘masaje pélvico’. Vamos, para que las masturbara…

Los médicos que ofrecían este “tratamiento” tuvieron una demanda tan alta que empezaron a tener dolencias en la muñeca y dedos. Así que el Doctor George Taylor inventó un falo mecánico que era propulsado por vapor.

Este primer vibrador no tuvo mucho éxito pues las mujeres tardaban más en alcanzar el orgasmo. 

Con el paso del tiempo, la tecnología fue mejorando y la actualidad del vibrador ya la conocemos.

6.- Las impresoras 3D han cambiado la historia de los vibradores

Como hemos visto durante toda la historia, alguien construía un vibrador y otra persona lo usaba. Pero han llegado las impresoras 3D y han cambiado esta relación consolador-usuario.

Ahora existen empresas con las que puedes hablar para que te diseñen un consolador que se ajuste al milímetro a tus fantasías. Una vez diseñado te envían un archivo a casa para que tu mismo te imprimas el consolador (servicio que ofrece también la empresa que lo diseña). El usuario puede añadirle un motor vibrador.

Muchos famosos han recibido ofertas millonarias para moldear sus penes y venderlos como archivos 3D. Hasta la fecha, todos se han negado.

 

7.- El primer succionador de clítoris es un invento… ¡alemán!

Como lo oyes. No es un invento Chino, ni Japonés, ni fruto de la innovación tecnológica americana.

Junto con las impresoras 3D, el succionador de clítoris ha sido un paso hacia delante en la historia de los vibradores.

Y todo empezó en Alemania. Un inventor Alemán leyó el año 2015 que tan solo el 50% de las mujeres alcanzaban el orgasmo.

Esta cifra no lo dejó indiferente y se puso a pensar algún invento para revocar dicha cifra.

Un par de años después nació el primer succionador de clítoris: El Womanizer.

 

 

Resumen
Historia de los vibradores: 7 curiosidades que no sabías
Nombre del artículo
Historia de los vibradores: 7 curiosidades que no sabías
Descripción
Resumen la historia de los vibradores. Descripción de cómo los vibradores y consoladores han ido evolucionando en el tiempo.
Autor
Publisher Name
succionadordeclitorizpuntoxyz
Publisher Logo

Deja un comentario